Qué ver en Tiedra

Qué ver en Tiedra

Estos son algunos de los recursos patrimoniales para tu disfrute

El Castillo de Tiedra

Hubo un primer castillo en Tiedra desde el siglo X que aparece citado en el Cantar del Mío Cid, pero la fortaleza que podemos ver es un poco posterior, del siglo XII. Levantado al borde del páramo, el castillo está dominado por una airosa torre del homenaje de 33 metros rodeada completamente por un patio de armas en el que se localizaban dependencias como cuadras, cocinas, dormitorios… Cuenta con sótano-calabozo, tres plantas y el impresionante mirador de la azotea.

Visita el castillo

* El castillo es visitable los sábados, domingos y festivos.
* Pases (abril-octubre): 13:00 h y 18:00 h.
Pases (marzo-noviembre): 13:00 h y 17:00 h
Entre diciembre y febrero, las visitas se realizan con reserva previa.
* La visita es siempre guiada.
* Te recomendamos que asegures tu visita contactando previamente con nosotros.
* Los grupos pueden concertar visita en dias de entre semana y en horarios flexibles. Consulta con la oficina de turismo.

Plaza Mayor

La recoleta plaza Mayor, rodeada por los tradicionales soportales, tiene sus orígenes en el siglo XVI y, desde entonces, ha sido solar de mercado y centro de la vida urbana. Está dominada por el edificio del ayuntamiento, obra de 1866 y de un singular estilo ecléctico. En sus orígenes albergaba las dependencias administrativas, pero también la consulta médica, las escuelas, la casa del alguacil, los calabozos, el juzgado y el archivo. Posteriormente, gran parte de la planta superior se convirtió en el casino y círculo de recreo para los vecinos más pudientes.
En la planta baja se sitúa la oficina de turismo, junto a un impresionante carro de bomberos.

Muralla y urbanismo

El urbanismo de Tiedra está condicionado por dos factores fundamentales: su situación al borde del páramo y el recorrido de la antigua muralla medieval, que sufrió diferentes ampliaciones y modificaciones a lo largo de la Historia. Aún es posible ver restos de la muralla, construida en aparejo, en las inmediaciones del castillo, pero una mirada detenida a algunas calles, nos permitirán descubrir su antiguo recorrido y dónde se encontraban algunas de las puertas ya desaparecidas. 

Aula de arqueología

El aula de arqueología exhibe una interesante colección de piezas procedentes del yacimiento arqueológico de Amallóbriga. Con una extensión de 20 ha, el yacimiento del Cerro de la Ermita, declarado BIC, se identifica con una ciudad amurallada de época vaccea, posteriormente romanizada, que se identifica con la antigua ciudad de Amallóbriga citada en el Itinerario de Antonino (siglo III). Los vacceos eran el pueblo que ocupaban el centro de la actual comunidad autónoma de Castilla y Léon y a los que los romanos consideraban el más culto de todos los vecinos de los celtíberos.

Hay dos modos de visitarla: 1) Concertando una visita con la Oficina de Turismo, y 2) Realizando en grupo la visita guiada por el núcleo urbano.

Ermita de Tiedra

Situada sobre el yacimiento arqueológico de lo que fue la ciudad vacceo-romana de Amallóbriga, custodia la imagen de Nuestra Señora de Tiedra Vieja, de gran devoción no sólo en Tiedra, sino en toda la comarca. El santuario fue reedificado a finales del siglo XVI, con algunas reformas del siglo XVIII que son especialmente evidentes en el interior barroco del templo. El conjunto está conformado por la propia ermita y el camarín de la Virgen, y la hospedería alrededor de un patio de dos alturas por el que se realiza el ingreso.

Como datos curiosos, la ermita luce un reloj de sol del siglo XV procedente del monasterio de la Santa Espina y que, posiblemente, sea el más antiguo de toda la provincia de Valladolid. Además, la espectacular colección de exvotos surgió de las fotografías que los tiedranos, muchos de ellos emigrados a América, enviaban a la Virgen para pedir su favor. También hay miembros en cera que recuerdan la intervención de la patrona en asuntos de salud.

Arquitectura

El entramado urbano de Tiedra cuenta con excelentes ejemplos de arquitectura popular en la que se combina la mampostería de piedra caliza con el adobe y tapial de las zonas superiores. Desde finales del siglo XIX surgió una nueva arquitectura basada en el ladrillo que pretendía alejarse de la arquitectura tradicional. Prueba de ello son algunas excelentes casonas de perfil burgués.
Por otro lado, la mayor parte de las viviendas tiedranas poseen bodega, recuerdo de la antigua dedicación del pueblo a la producción de vino. Se pueden detectar por las zarzeras, unos vanos a ras de suelo desde donde se echaba la uva para su prensado y que permitía la oxigenación de la propia bodega cuando la uva estaba fermentando.

Otras construcciones de interés son los antiguos lavaderos (1959), cuya construcción evitó que las mujeres tuvieran que ir a lavar la ropa a fuentes más alejadas (ver Ruta de las Fuentes); el Matadero (1890) en las afueras de la localidad, como imponía la normativa; el viejo cuartel de la Guardia Civil (1899), que posibilitó que los guardias abandonasen su tradicional estancia en la hospedería de la ermita; la Casa Priorato, impresionante casona que pertenecía al monasterio de la Santa Espina y desde la que se administraban las propiedades en Tiedra y su entorno; las antiguas escuelas, levantadas en 1929 sobre los cimientos de la iglesia de Santa María; o una casona medieval en la calle de la Cruz.

Pósito Real

Este excelente edificio levantado en 1795 en sustitución de otro anterior era el almacén en el que se custodiaba el cereal para regular su precio y, en épocas de escasez, para distribuirlo entre los campesinos. Durante unos años funcionó como cárcel de la villa. 

Una antigua inscripción en una de las ventanas recuerda la prohibición de cerrar esa calle lateral para evitar problemas de acceso al edificio.

 

Iglesias
de Tiedra

Tiedra contó con cuatro iglesias de las que hoy se conservan tres, aunque sólo una sigue estando abierta al culto.

El Salvador

Iniciada su construcción en el siglo XVI en estilo gótico, como se aprecia en la bóveda de crucería de la capilla mayor, cuenta con un buen catálogo de bienes mueble fechados entre los siglos XVI y XVIII, entre los que destaca el retablo mayor, atribuido a la Escuela de Toro.

Actualmente, es la única parroquia de Tiedra.

San Miguel

Edificada en el siglo XII junto a la muralla, tuvo en sus primeros siglos de vida un doble carácter religioso y defensivo. El templo fue reedificado en el siglo XVI, aunque es posible reconocer aún parte de la primitiva construcción románica, como la hilera de canecillos, así como otras piezas de origen visigodo que fueron reutilizados durante las obras.

San Pedro

El templo original, del que aún se pueden ver rastros en la base de la espadaña, se remonta al siglo XII cuando fue edificado adyacente a la vieja muralla medieval, a la que reforzaba como torre defensiva. Reconstruida la iglesia en el siglo XVI, contaba con cubierta de estilo mudéjar. Hoy se encuentra en ruinas a la espera de desarrollar un proyecto de recuperación con usos culturales.

Planifica tu vista

Con nuestro planificador te ofreceremos las mejores opciones para que disfrutes lo máximo posible de tu visita a Tiedra.